EditorialNúmero 7

Editorial

0

Durante los últimos meses de 2014 y en el próximo año 2015 han tenido, y tendrán lugar, una serie de acontecimientos de importancia para la metrología, tanto en el ámbito internacional como en el de España y tanto en el campo de la metrología científica como en el de la industrial y legal.

***

Muy poco antes de la salida del presente número de e-medida, ha tenido lugar en Versalles, del 18 al 20 de noviembre, la 25ª Conferencia General de Pesas y Medidas (CGPM), en la que se han adoptado nuevas Resoluciones. Entre estas cabe destacar la número uno, sobre la futura revisión del Sistema Internacional de Unidades (SI), y la número cinco, sobre la importancia del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo (ARM) del CIPM.

Como es sabido, el futuro SI prevé ligar todas las unidades básicas a constantes universales e invariantes de la naturaleza, completando así el trabajo ya realizado con el segundo (ligado a la frecuencia Δν(133Cs)hfs de la transición entre los niveles hiperfinos del estado fundamental no perturbado del átomo de cesio 133), el metro (ligado a la velocidad c de la luz en el vacío) y la candela (ligada a la eficacia luminosa Kcd de la radiación monocromática de frecuencia 540 x 1012 Hz), e introduciendo dichas constantes, de manera explícita, en la propia definición de las unidades.

En la mencionada resolución número uno, la Conferencia anima a los Institutos Nacionales de Metrología, al BIPM, al CIPM y sus Comités Consultivos, y a las instituciones académicas, a continuar con sus esfuerzos para la determinación exacta de la constante de Planck (h), la carga elemental (e), la constante de Boltzmann (k) y la constante de Avogadro (NA), con las incertidumbres requeridas, paso necesario para redefinir, respectivamente, el kilogramo (abandonando definitivamente el prototipo internacional), el amperio, el kelvin y el mol.

Todo ello orientado a que la CGPM, en su 26ª reunión, en 2018, pueda adoptar una resolución reemplazando las actuales definiciones de las unidades básicas del SI con las nuevas del SI revisado. Para esto es imprescindible que los datos obtenidos, sus incertidumbres y el nivel de coherencia alcanzado se juzguen satisfactorios.

Estos cambios, aunque no afectarán demasiado a la práctica diaria de los laboratorios nacionales y de los organismos científicos, supondrán un cambio formal de importancia, obligarán a que todos intentemos la adaptación de nuestras mentes y tendrán repercusión en la enseñanza a todos los niveles, afectando a los libros de texto de nuestros estudiantes y a la necesidad de formación, sobre todo (queremos creer) a nivel no universitario de nuestros profesores.

Respecto a la resolución número cinco, la CGPM recuerda la relevancia e importancia del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo del CIPM, desde que entrara en vigor en 1999, así como el positivo impacto social y económico que ha supuesto posibilitar el reconocimiento mutuo, a nivel mundial, de los patrones nacionales de medida y de los certificados de calibración y medición.

No obstante, apuesta por revisar su implementación y operatividad y proceder a su actualización, ya que las actividades de dicho acuerdo son de relevancia directa para las misiones y objetivos del BIPM, y dado el papel creciente que juegan las Organizaciones Metrológicas Regionales (OMR) en las actividades del BIPM.

Por ello, el próximo 2015 se convocará un foro amplio de discusión, con participación de los Directores de los Institutos Nacionales de Metrología, los representantes de los Estados Miembros de la Convención del Metro, representantes de las OMR y terceras partes interesadas, cuyas conclusiones servirán para relanzar el mencionado Acuerdo de Reconocimiento Mutuo del CIPM.

***

El Boletín Oficial del Estado ha publicado, el pasado 23 de diciembre, la nueva Ley de Metrología en la que se ha trabajado en los últimos años, reuniendo en un solo texto las múltiples y dispersas modificaciones producidas desde la publicación de la Ley 3/1985 y facilitando la comprensión de los textos a los ciudadanos.

En el campo de la metrología científica la nueva ley mejora el tratamiento de la obligatoriedad del uso del SI en España, refiriéndose insistentemente al “Sistema” y no a las “Unidades”, haciendo referencia expresa a los nombres, símbolos, múltiplos y submúltiplos. También se refiere a la diseminación de los patrones de las unidades y de los materiales de referencia.

En el plano del control metrológico del Estado, adopta la doctrina de la Unión Europea también para el control de los instrumentos en servicio y, por consiguiente, refuerza el mercado único y la competencia entre las entidades que actúan como verificadores de instrumentos en servicio. Al tiempo, recoge la efectiva distribución de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas, de acuerdo con las sentencias del Tribunal Constitucional de 1991.

La ley también trata de las instituciones y agentes que intervienen en metrología, desde el Consejo Superior de Metrología y el Centro Español de Metrología a los Laboratoros Asociados y Colaboradores y los Organismos que intervienen en el control metrológico del Estado.

***

Para mayo de 2015, la Asociación Española de Coordinación de la Industria del Pesaje (AECIP) organiza la Asamblea General de su homóloga European Association for National Trade Organisations (CECIP), que agrupa a las catorce organizaciones nacionales de Alemania, Austria, Eslovaquia, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos, Polonia, República Checa, Reino Unido, Rumanía, Rusia, Suiza y España.

CECIP tiene dos grupos de trabajo formados por representantes de la industria de las asociaciones miembro: el Grupo de Trabajo de Metrología Legal (LMG), que se ocupa del análisis del marco normativo y representa la posición industrial dentro del proceso legislativo en la Unión Europea y en las organizaciones internacionales, como la Organización Internacional de Metrología Legal (OIML) y la Organización de Europa Occidental para la Cooperación en Metrología Legal (WELMEC); y el Grupo de Trabajo de Empresas y Comercio (BTG) que trabaja para asegurar la competencia leal en el mercado interior de la Unión Europea mediante un control adecuado y uniforme de los instrumentos por las autoridades.

La industria del pesaje es importante desde un punto de vista social y económico y desde e-medida queremos felicitar a AECIP por haber traído a España la Asamblea y desear que los trabajos sean fructíferos.

***

Con la intención de que la ciudadanía tome conciencia del papel relevante de la luz y sus tecnologías en la vida cotidiana contemporánea y de su importancia para el desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas ha declarado el año 2015 “Año Internacional de la Luz y las Tecnologías Basadas en la Luz”

La luz, y en un sentido más amplio la radiación óptica, al interaccionar con la materia de diversas formas es capaz de proporcionar información cuantitativa y cualitativa sobre la misma: su composición interna, su morfología superficial, sus dimensiones en ciertos rangos,… y ello se consigue analizando los cambios que se producen en la distribución espectral, en la distribución espacial, en la potencia radiante o en el desfase entre el haz incidente y el re-emitido tras la interacción, o, también, analizando el haz emitido en el caso de fuentes de radiación primaria. Por este motivo, la medida de esas características de la radiación óptica es una herramienta muy importante en muchas ramas científicas y tecnológicas. Esas medidas sirven de base para la medición de muchas otras magnitudes físicas como las dimensionales o la temperatura. Además, la constancia de la velocidad de la luz está en la base de la definición de la unidad de longitud, el metro.

Si lo anterior no fuera poco, la luz es el soporte de más del 90 % de la información que recibimos y es necesario conocer la cantidad de luz presente en los múltiples procesos en los que su desarrollo, inicio o finalización dependen de esa cantidad. La disciplina científico-técnica que de esto se ocupa, se conoce como radiometría. En algunos de los procesos en los que interviene el ojo es necesario, además, ponderar espectralmente esa radiación con la curva de eficiencia del observador. Esto ha dado lugar al desarrollo de la ciencia y la tecnología de la medida de la luz, la fotometría, con sus magnitudes asociadas y una de las siete unidades básicas que definen en la actualidad el Sistema Internacional de Unidades (SI), la candela.

Para celebrar este año internacional de la luz se desarrollarán múltiples actividades de divulgación. Desde e-medida queremos destacar las jornadas de puertas abiertas de laboratorios que han sido convocadas por la Comisión Internacional de Iluminación (CIE) en las que participará el Instituto de Óptica del CSIC, laboratorio colaborador del Centro Español de Metrología y depositario del patrón nacional de intensidad luminosa.

Sending
Puntuación del usuario
0 (0 votos)

Arturo Aliaga López. Consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón

Previous article

…la luz nos permite medir la distancia a la que se encuentran las estrellas y otras galaxias?

Next article

Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up